CELAC: breve repaso por su historia

CUBA, 17 de enero de 2014- A pesar del poco tiempo que ha transcurrido desde su fundación,  la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) ya constituye un paso fundamental en el camino hacia la unidad y el interés por trazar objetivos comunes dentro de la región.    

Por primera vez, las 33 naciones independientes de América Latina están integradas en una organización que se orienta sobre la base del respeto, la concertación, y que excluye a quienes tienen cultura e historia diferentes.

Las raíces de esa unidad están en el compromiso de la Cumbre de Costa do Sauípe, en 2008, en Brasil, donde se anunció el inicio de los trabajos para constituir la nueva entidad unitaria.

Después, en febrero de 2010, en Cancún, México, otra Cumbre estableció el cronograma para la fundación de la CELAC, como un paso más hacia su conformación definitiva. Todo estaba listo para construir un espacio común, sin injerencia foránea, para profundizar en la integración política, económica, social y cultural.

Sus tres citas: Caracas, Santiago de Chile y La Habana

Dirigida por el presidente venezolano Hugo Chávez tuvo lugar la Cumbre Fundacional de la CELAC, en Caracas, hace poco más de dos años.

Allí se aprobaron varios documentos que abrieron la senda de la concertación regional. Al año siguiente, en diciembre de 2012, Santiago de Chile fue sede de la I Cumbre del bloque, que aprobó un documento de 73 puntos que marcó el rumbo hacia la integración.

A partir de ahí, Cuba asumió la dirección pro témpore del grupo y ahora, dentro de apenas unos días, cuando se realice en La Habana la II Cumbre, entregará el mando a Costa Rica, el otro integrante de la troika presidencial.

No ha sido muy larga la vida de la CELAC, pero el propio hecho de existir es suficiente para asegurar, como dijo el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, que “es el suceso institucional más importante de la región en un siglo”. 

(CELAC -CUBA- Radio Reloj)