Celac es una gran esperanza, afirma Correa en Francia

FRANCIA, 8 de noviembre de 2013. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó  en Francia que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) es la gran esperanza de esa región de tener sus propios espacios sin injerencias hegemónicas.

Interrogado por Prensa Latina sobre los actuales procesos de integración, el jefe de Estado ecuatoriano destacó el papel de la Celac y dijo que Cuba ha tenido una buena actuación este año en la presidencia pro témpore de ese organismo.

Necesitamos nuevos mecanismos porque los antiguos, como la Organización de Estados Americanos (OEA), cuya sede está en Washington, no funcionan.

Añadió que el bloqueo de Estados Unidos contra Cuba es el más grande atentado a la Carta Interamericana de la OEA y esa entidad no hace nada para evitarlo, dijo.

"Ya van 22 veces que la Asamblea General de la ONU condena el bloqueo, la última ocasión la semana pasada, y no cambia absolutamente nada", denunció Correa.

El Presidente agregó que la OEA se ha convertido en un rezago colonialista en ese continente y, si bien se han hecho esfuerzos por modificarla, es más sencillo empezar por construir algo nuevo y eso es la Celac.

La decisión de crear la Comunidad se adoptó en la denominada Cumbre de la Unidad celebrada en Cancún, México, en 2010 y la iniciativa se consolidó en su primera reunión en Caracas, en diciembre de 2011.

Su principal característica es que, por primera vez, las naciones de esa área se reúnen sin la presencia de Estados Unidos y Canadá, o de cualquier otra potencia extracontinental.

En este mecanismo, expresó Correa, podemos encontrar nuestro propio espacio para analizar y resolver los conflictos en la región, y de hecho ya lo hacemos, dijo.

Esta entidad, señaló el presidente ecuatoriano, es también el lugar adecuado para ejercer la defensa de los derechos humanos, sin la terrible doble moral existente hoy día.

Correa comentó que hace pocos días 15 organizaciones no gubernamentales ecuatorianas, todas creadas por los perdedores de las últimas elecciones, fueron recibidas en Washington para denunciar supuestos atentados a los derechos humanos cometidos por el ejecutivo.

"Es un absurdo ya. Hasta cuándo vamos a ser acosados de esa forma por el sólo hecho de no haber agachado la cabeza como hicieron administraciones anteriores", señaló.

El jefe de Estado ecuatoriano, quien concluye hoy una visita de tres días a Francia, ofreció una conferencia de prensa donde abordó diversos temas de la actualidad latinoamericana y mundial.

Posteriormente viajó a la ciudad de Lyon para entrevistarse con el alcalde local, Gerard Collomb, última etapa de su estancia en este país.(PL)