Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina destaca que la CELAC tiene papel fundamental en integración regional

PARAGUAY, 12 de diciembre de 2013.El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina, Guillermo Carmona, destacó aquí que la Celac es fundamental para la integración latinoamericana.

En entrevista concedida a Prensa Latina, el también presidente de la delegación argentina al Parlamento Suramericano (Parlasur) exaltó el papel a jugar por esa instancia tras los avances alcanzados por Mercosur y Unasur.

Los países suramericanos hemos avanzado en dos experiencias de integración muy intensas y positivas pero con alcance limitado a la subregión y ahora Celac es el espacio de confluencia con el resto de Latinoamérica, expresó.

Carmona, quien participó en un seminario sobre Mercosur e integración efectuado en esta capital, resaltó que Celac supera la experiencia de una OEA fuertemente condicionada por los intereses de Estados Unidos y Canadá.

Consideró que, en ese sentido, está demostrando ser un espacio pluralista desde las perspectivas ideológicas progresistas vigentes en países de la región pero con participación de otros con criterios distintos.

Para el entrevistado, por otra parte, se está ante una verdadera oportunidad de mayor consolidación del Mercosur después de los más recientes resultados electorales en distintas naciones.

Se refirió, especialmente a las votaciones favorables al gobierno argentino, la perspectiva positiva en Chile, un Estado asociado y el contundente triunfo del chavismo en Venezuela.

Yo creo que esto genera condiciones políticas adecuadas para seguir profundizando el proceso de integración y por otro lado está la decisión de los miembros del bloque de avanzar en la profundización del proceso, manifestó.

Carmona entiende que existen desafíos como el de mejorar el grado de institucionalización del Mercosur, aligerando cualquier burocracia para responder más ágilmente a las orientaciones y acuerdos de los Jefes de Estado y Gobierno.

Igualmente, apunto la importancia de que Mercosur y Unasur se articulen aún más fuertemente, algo entendido por él como un trascendente objetivo a lograr pues las dos instancias están fuertemente comprometidas en el camino hacia la integración.

Al mencionar a la llamada Alianza del Pacífico recordó que cualquier acción entendida como un riesgo para el desarrollo económico endógeno y los procesos de industrialización en marcha debe considerarse como una amenaza.

Rechazó cualquier tendencia a la liberalización económica que pueda significar un reflejo de esa Alianza del Pacífico pero no tuvo la menor objeción en mosrar su optimismo sobre las decisiones futuras en el ámbito integracionista.

Creo que el condicionamiento fundamental está dado por los permanentes intentos de incidencia de los grandes factores de poder mundial y por ello las nuevas políticas de América Latina me convencen de que transitamos por el camino correcto, dijo.(Celac Cuba-PL)