Responsabilidad y seriedad distinguen presidencia pro tempore de Cuba en la CELAC

CUBA, 20 de  diciembre de 2013. En el 2014 Cuba entregará la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, tras un año de fructífero trabajo para consolidar la integración regional y avanzar en lograr el bienestar de los pueblos que conforman el bloque.

Con altísima responsabilidad asumió La Habana la dirección de la CELAC, un reconocimiento sin dudas, a la dignidad y resistencia de la nación caribeña y a sus múltiples logros en diversas esferas de la vida socioeconómica.

Por eso desde que asumiera en enero del presente año no ha descansado la Mayor de las Antillas por promover iniciativas que redunden en beneficio de los cerca de 590 millones de ciudadanos con que cuenta el mecanismo integracionista, que reúne a 33 países.

Es así que a lo largo de estos doce meses se ha trabajado intensamente en esferas sensibles como la salud, educación y seguridad alimentaria, sin olvidar otras como la cultura, la energía y las telecomunicaciones, entre otras.

Si bien la región ha avanzado en estos órdenes por la llegada al poder de gobiernos preocupados por el destino de sus pueblos, aún falta por avanzar y en ese camino ha trabajado Cuba como presidenta pro témpore.

Muchos coinciden que el país caribeño ha sabido darle a la CELAC una nueva dinámica y dimensión a las relaciones entre todas las naciones miembros, al tiempo que con su accionar ha consolidado el espíritu emancipador con que surgió el bloque integracionista.

Asimismo, ha hecho que la CELAC sea escuchada en los foros internacionales, donde ha defendido los derechos de los pueblos que conforman el bloque.

Es así que el reclamo argentino de soberanía sobre las Islas Malvinas, el apoyo a Ecuador en su litigio con la transnacional norteamericana CHEVRON y el ilegal bloqueo de Estados Unidos contra Cuba son temas que ha estado presente en diversos foros.

Más allá de la diversidad política y económica de las naciones que integran la CELAC, Cuba ha sabido convocar a la voluntad de los gobiernos de trabajar unidos por el bien de la región, al tiempo que el bloque se ha fortalecido como un foro que sin injerencia de nadie avanza en la solución de los problemas comunes a los pueblos de la región.(Celac Cuba- Radio Habana Cuba)