Señalan que Cumbres de Celac marcan hitos en proceso integrador

PARAGUAY, 27 de noviembre de 2013.Las Cumbres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) marcan hitos dentro del proceso de integración latinoamericana, afirmó Pablo Martínez, encargado de negocios de Ecuador en Paraguay.

Martínez sostuvo una conversación con Prensa Latina en la cual el tema de los esfuerzos integracionistas del área ocupó espacio central.

Se trata de hitos en los cuales los países latinoamericanos están demostrando su capacidad de juntarse y sacar adelante proyectos propios sin necesidad de mirar hacia afuera de la región pues tenemos capacidad de administrar nuestros propios recursos, añadió.

Para el diplomático, ello se logró en momentos que el resto del mundo está atravesando uns crisis económica no creada en el Sur , sino en el Norte, y mediante empeños como la Celac, pues una América Latina en auge puede beneficiar a toda la región.

A diferencia de auges anteriores de los cuales se beneficiaban fuera de Latinoamérica podemos con la integración llevar la prosperidad y el buen vivir a nuestros pueblos porque el futuro debe ser una sola patria unida que vaya hacia adelante en el planeta, sentenció.

Martínez evocó que Ecuador es partícipe de todos los foros integradores y muy activo dentro de Unasur, cuya sede se encuentra en Quito, así como en otros donde los Estados latinoamericanos puedan conversar como iguales.

Era difícil hablar con un ecuatoriano sin mencionar el proceso actual en el cual se ve obligado su país a enfrentarse al poder de la transnacional Texaco-Chevron por los daños causados con el incorrecto actuar durante la explotación petrolera.

Como ejemplo de solidaridad mostró la de un grupo de jóvenes de la sociedad civil paraguaya, referentes de organizaciones sociales, campesinas, juveniles, de mujeres y hasta diputados, quienes constituyeron un grupo de solidaridad con Ecuador en esta batalla.

Hace apenas un par de semanas terminó el proceso instaurado por las comunidades ecuatorianas de la Amazonía en el cual un juez consignó un daño causado al Estado ecuatoriano por nueve mil 500 millones de dólares a causa de la contaminación ambiental.

La reacción ante la decisión judicial por parte de Texaco fue demandar a Petroecuador, la empresa petrolera estatal, tratando de hacerla responsable de dicha contaminación a pesar de nunca haber accionado en esos pozos petroleros.

La posición del Estado es apoyar a sus ciudadanos sin intervenir en la causa que está a consideración de la justicia, pero debemos defender los intereses nacionales frente al lobby utilizado por Chevron quien usa para ello cientos de millones de dólares, resaltó.(Prensa Latina)